El fabricante alemán de automóviles Mercedes-Benz dijo el jueves que había llegado a un acuerdo con BMW para establecer una empresa conjunta para la explotación de una red de recarga de alta potencia en China.

Se espera que al menos 1.000 estaciones de carga de alta potencia con alrededor de 7.000 pilas de carga en el país estén instaladas para finales de 2026, dijo la compañía en el comunicado, añadiendo que el acuerdo estaba sujeto a la aprobación regulatoria.

Está previsto que las primeras estaciones empiecen a funcionar en 2024 en las regiones con mayores ventas de vehículos eléctricos.

Mercedes-Benz anunció a principios de este año que invertiría miles de millones de euros en la construcción de su propia red de recarga de 10.000 puntos de recarga rápida en Norteamérica, Europa y China para 2030.