Merck se centra en las oportunidades de segunda y tercera generación en el mercado de los fármacos cardiometabólicos, que incluye los tratamientos para la pérdida de peso, según informó el martes la farmacéutica estadounidense.

"Pensamos más en términos de fármacos orales de moléculas pequeñas, frente a los inyectables. Ésa es la vía preferida", declaró el consejero delegado, Robert Davis, en la conferencia mundial sobre salud de Goldman Sachs.

Merck está estudiando los beneficios potenciales adicionales de los tratamientos para la pérdida de peso mediante combinaciones de fármacos con "buena tolerabilidad y buena combinabilidad". (Reportaje de Mariam Sunny y Sneha S.K. en Bengaluru; Edición de Krishna Chandra Eluri y Sriraj Kalluvila)