Goldman Sachs ha elevado su objetivo para finales de 2024 para el índice S&P 500 a 5.600 desde los 5.200 anteriores, citando el fuerte crecimiento de los beneficios de cinco valores tecnológicos estadounidenses de gran capitalización y un múltiplo más alto de la relación precio/beneficios a valor razonable.

Microsoft, Nvidia, Google, Amazon.com y Meta Platforms han subido colectivamente un 45% y ahora comprenden el 25% de la capitalización bursátil del S&P 500, dijo la correduría en una nota tras el cierre de los mercados el viernes.

"Los motores del repunte incluyen las revisiones al alza de las estimaciones de beneficios de consenso para 2024 de estas mismas empresas tecnológicas, y la expansión de la valoración derivada del mayor entusiasmo de los inversores por la inteligencia artificial (IA)".

La mejora del objetivo refleja un alza de alrededor del 3,1% respecto al último cierre del índice en 5.431,60.

La correduría espera que los rendimientos reales se mantengan prácticamente sin cambios a finales de año y que el fuerte crecimiento de los beneficios respalde un PER de 15 veces para el índice S&P 500 de igual ponderación.

"Las elecciones (estadounidenses) siguen siendo un riesgo clave para el nivel del S&P 500 y se sitúan entre nuestros horizontes de previsión a 3 meses y a finales de año", afirmaron los analistas de Goldman Sachs.

Estados Unidos celebrará sus próximas elecciones presidenciales en noviembre de este año.

La correduría añadió que la volatilidad del índice aumenta antes de las elecciones durante los años electorales, pero tras las elecciones, la volatilidad suele remitir y el índice S&P 500 repunta a un nivel aún más alto.