(MT Newswires) -- Stefan Hartung, CEO de Bosch, anuncia una asociación con Microsoft centrada en la inteligencia artificial generativa para revolucionar la experiencia de conducción. Esta avanzada tecnología permitirá a los coches interpretar las escenas de la carretera con mayor precisión, anticipándose a situaciones potencialmente peligrosas como la de un niño persiguiendo un globo.

Reaccionando al abandono por parte de Apple de su proyecto de vehículo eléctrico, Hartung señala que la industria automovilística está acostumbrada a nuevos participantes y que los retos de la producción de vehículos son bien conocidos. Bosch, dice, se centra en proporcionar tecnologías innovadoras al sector del automóvil en lugar de fabricar sus propios coches.

Para 2024, Bosch prevé un crecimiento, aunque será necesario realizar ajustes para mantener la competitividad ante las previsiones económicas ajustadas a la baja. Se están llevando a cabo revisiones en diferentes ramas y regiones de la empresa, que afectan a electrodomésticos, automoción, operaciones de apoyo e investigación y desarrollo.

En China, Hartung está registrando un crecimiento moderado de las ventas de automóviles, con una tendencia al alza de los vehículos eléctricos y los híbridos enchufables. La ralentización del crecimiento económico chino repercute en las divisiones de Bosch, sobre todo en electrodomésticos y construcción.

En cuanto a la economía alemana, Hartung reconoce la necesidad de que Alemania supere los retos actuales, incluidos los que plantea la situación económica mundial, al tiempo que reclama reformas internas en educación, infraestructuras y defensa. No obstante, se muestra optimista en cuanto a que Alemania seguirá progresando y seguirá siendo un buen lugar para hacer negocios.

Vídeos de Bloomberg