Microsoft presentó el jueves en primicia una herramienta de inteligencia artificial para los departamentos de finanzas de sus clientes, parte de una estrategia que adapta el nuevo software a industrias, profesionales y, en última instancia, particulares.

La empresa dijo que su herramienta, denominada Microsoft Copilot para finanzas, ayuda a los usuarios a revisar conjuntos de datos en busca de riesgos, a elaborar informes a partir de números sin procesar y, en general, a gestionar tareas que de otro modo podrían subcontratar. No anunció precios ni una fecha para una mayor disponibilidad.

La nueva herramienta de IA sigue a otras similares que Microsoft ha comercializado para vendedores y representantes de atención al cliente.

Éstas suelen costar 20 dólares al mes por usuario, además de las cuotas de suscripción al software necesario para utilizar estas herramientas, como su Copilot de 30 dólares para Microsoft 365.

Emily He, vicepresidenta corporativa, dijo a los periodistas que Microsoft podría adaptar futuros Copilots para trabajos de marketing y de la cadena de suministro.

Los esfuerzos de la compañía por vender IA que se encargue de las tareas de ventas y servicios se suma a su competencia con Salesforce, que tiene un gran enfoque en esas áreas. Salesforce anunció el martes la disponibilidad de un asistente de IA competidor llamado Einstein Copilot.

En una rueda de prensa en San Francisco, Microsoft demostró cómo su IA especializada podría ayudar a los clientes a generar correos electrónicos o realizar tareas a partir de sistemas de "gestión de las relaciones con los clientes" (CRM) fabricados por ella o por Salesforce.

Charles Lamanna, vicepresidente corporativo de Microsoft, dijo a los periodistas que los vendedores acudirán a un CRM "mucho menos, quizá nunca en el futuro, porque Copilot irá básicamente en su nombre y mantendrá actualizado el CRM y extraerá la información del CRM".

Estos sistemas seguirán utilizándose de forma activa en un segundo plano, pero los modelos de negocio que los sustentan bien podrían cambiar, afirmó Lamanna. (Reportaje de Jeffrey Dastin en San Francisco; Edición de Varun H K)