El Partido Laborista británico dijo el lunes que daría a los reguladores nuevos poderes para aumentar significativamente el número de "centros bancarios" en las calles principales si es votado para el gobierno el próximo mes.

Los legisladores británicos han manifestado su preocupación por el cierre de sucursales, que deja a algunas personas, sobre todo en las zonas rurales, con dificultades para acceder al efectivo, ya que muchos clientes realizan sus operaciones bancarias por Internet y utilizan tarjetas para pagar en tiendas, cafeterías y gasolineras.

Los centros bancarios están situados en comunidades de toda Gran Bretaña y son gestionados por Correos del país, en asociación con nueve bancos de la calle principal. Permiten realizar operaciones bancarias personales y empresariales cara a cara, así como transacciones y retiradas de efectivo.

Los laboristas, que según las encuestas ganarán el poder al Partido Conservador en las elecciones generales británicas del 4 de julio, dijeron que se han cerrado 6.000 sucursales desde 2015, y que hasta ahora sólo se han abierto 50 centros bancarios en virtud de un acuerdo voluntario con bancos entre los que se incluyen los cuatro grandes HSBC, Lloyds, NatWest y Barclays.

Rachel Reeves, que se convertiría en ministra de Economía británica si ganan los laboristas, dijo que daría a la Autoridad de Conducta Financiera (FCA) nuevos poderes para apoyar a LINK, la mayor red británica de cajeros automáticos, para que busque proactivamente nuevas ubicaciones para 350 hubs en los próximos cinco años.

También facilitaría que las comunidades pudieran optar a un hub, dijeron los laboristas.

El gobierno conservador ya ha aprobado una ley que encarga a la FCA que garantice una provisión razonable de depósitos de efectivo, ya que el volumen de pagos en Gran Bretaña que no implican efectivo pasó de alrededor del 46% al 86% en la década hasta 2022.

"Los conservadores tienen un plan claro para proteger el acceso al efectivo. Hemos tomado medidas audaces para asegurarnos de que estamos en camino de ofrecer 225 centros bancarios más, garantizando la tranquilidad y la seguridad financiera de la gente", declaró en un comunicado Bim Afolami, Secretaria Financiera del Tesoro.

Hay que hacer más para mejorar la prestación puntual de servicios allí donde se han detectado lagunas en el acceso al efectivo", afirmó la FCA en un documento de consulta sobre el acceso al efectivo publicado en diciembre sobre un proyecto de normas.

Está previsto que la FCA establezca normas definitivas en el tercer trimestre para dificultar que los bancos cierren una sucursal si no existe una fuente alternativa de efectivo. (Reportaje de Huw Jones; Edición de Alexander Smith)