En una nota de investigación publicada por Brooke Roach, Goldman Sachs aconseja a sus clientes que compren las acciones. El precio objetivo se ha modificado y ahora está fijado en 118 USD frente a 120 USD.