Nissan Motor pagó al ex jefe de operaciones Ashwani Gupta una indemnización de 3,7 millones de dólares tras su repentina marcha el año pasado, según reveló el fabricante de automóviles japonés en una convocatoria para su junta general anual.

Nissan dijo en la convocatoria que había pagado 582 millones de yenes (3,7 millones de dólares) a un directivo que dejó su puesto durante el ejercicio 2023. Gupta fue el único directivo que abandonó su puesto durante ese periodo, según confirmó un portavoz de la empresa.

El tercer fabricante de automóviles de Japón por volumen había dicho en mayo del año pasado que Gupta, que había sido director de operaciones desde 2019 y había sido visto como uno de los favoritos para ser el próximo consejero delegado, no volvería a ser nombrado miembro del consejo.

Por otra parte, el consejero delegado de Nissan, Makoto Uchida, dijo en una rueda de prensa el viernes que iba a devolver el 30% de su sueldo durante tres meses a partir de abril, tras una advertencia del organismo de control del comercio justo de Japón de que el fabricante de automóviles había pagado de menos a los proveedores.

El organismo de control denunció a Nissan en marzo por violar la Ley de Subcontratistas de Japón al pagar de menos a 36 proveedores por un total de unos 3.000 millones de yenes durante un periodo aproximado de dos años a partir de enero de 2021.

Nissan dijo entonces que había reembolsado íntegramente a los proveedores el dinero que había deducido unilateralmente. También creó una unidad dependiente del consejero delegado para recabar la opinión de los proveedores y estableció una línea directa externa para asuntos relacionados, según informó el viernes.

La Ley de Subcontratistas prohíbe a la parte ordenante reducir unilateralmente el pago cuando el subcontratista no tiene la culpa.

(1 dólar = 157,3100 yenes)