Transpetro, el brazo logístico de la petrolera estatal brasileña Petrobras, está analizando proyectos para abastecer sus 48 terminales con energía renovable, dijo el director de conductos y terminales de la filial, Marcio Guimaraes, antes de la inauguración el martes de una planta solar en el estado de Sao Paulo.

La planta, que será operada por Transpetro, suministrará suficiente energía a la red nacional de Brasil para dar cuenta de todas las operaciones de la terminal de Transpetro en el Aeropuerto Internacional de Guarulhos, dijo Guimaraes.

"No queremos utilizar sólo uno como ejemplo", dijo Guimaraes a Reuters durante una entrevista telefónica. "Tenemos soluciones en análisis, en estudio, para cada una de nuestras unidades".

Petrobras ha hecho una gran apuesta por las energías renovables como parte de su plan para pasar de ser una petrolera a una empresa energética, en línea con el deseo del presidente Luiz Inácio Lula da Silva de poner en marcha la transición energética de Brasil.

Transpetro invirtió 12 millones de reales (2,37 millones de dólares) en el proyecto de Guarulhos, y este año tiene previsto iniciar otro en la terminal fluvial de Coari, en el estado de Amazonas, que se completará en algún momento del próximo año.

Coari envía petróleo desde el grupo de petróleo y gas en tierra de Petrobras, Urucu, en Amazonas. En Coari, la firma está dispuesta a utilizar la generación de energía solar e hidráulica apoyada por el uso de baterías, dijo el ejecutivo.

Guimaraes no dio un calendario para las soluciones renovables en otras terminales.

(1 $ = 5,0574 reales) (Reportaje de Fabio Teixeira; Edición de Stephen Coates)