Qualcomm acordó pagar 75 millones de dólares para resolver una demanda en la que los accionistas acusaban al fabricante de chips de defraudarles al ocultar sus prácticas anticompetitivas de ventas y licencias.

El martes se presentó un acuerdo preliminar totalmente en efectivo ante el tribunal federal de San Diego.

Requiere la aprobación del juez de distrito estadounidense Jinsook Ohta, que certificó la demanda como acción colectiva en marzo de 2023.

Qualcomm y seis acusados individuales, entre ellos los ex directores ejecutivos Paul Jacobs y Steven Mollenkopf, negaron haber cometido infracciones al aceptar el acuerdo.

La empresa con sede en San Diego no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

Los accionistas acusaron a Qualcomm de inflar artificialmente el precio de sus acciones entre febrero de 2012 y enero de 2017 al describir repetidamente sus ventas de chips y licencias tecnológicas como negocios separados, cuando en realidad Qualcomm los agrupó para reprimir la competencia.

En enero de 2017, la Comisión Federal de Comercio y Apple demandaron a Qualcomm por separado en relación con sus supuestos esfuerzos por monopolizar el mercado de procesadores de banda base, un tipo de chip utilizado en los teléfonos móviles.

Apple dijo que Qualcomm utilizó su posición de monopolio para cobrar de más por los chips y buscar condiciones onerosas y costosas para las licencias de tecnología.

Qualcomm calificó las alegaciones de infundadas, pero el precio de sus acciones cayó un 13% en el primer día completo de cotización tras la demanda de Apple.

El caso es In re Qualcomm Inc Securities Litigation, U.S. District Court, Southern District of California, No. 17-00121. (Reportaje de Jonathan Stempel en Nueva York; Edición de David Gregorio)