El analista de Goldman Sachs, Paul Young, recomienda la compra de acciones. El precio objetivo difiere ligeramente y ahora está fijado en 7100 GBX frente a 7300 GBX.