Rothschild & Co, el banco de inversión que cotiza en París y que está siendo absorbido por sus propietarios, informó el jueves de una caída del 10% en las ventas del primer semestre, impulsada por el desplome de la actividad de fusiones y adquisiciones.

Las ventas durante los seis primeros meses del año ascendieron a 1.240 millones de euros (1.360 millones de dólares), por debajo de los 1.380 millones del año anterior, según informó en un comunicado la empresa, controlada por la dinastía financiera del mismo nombre.

La división más importante de Rothschild, asesoramiento global, fue responsable de la mayor parte del descenso, ya que los honorarios derivados del asesoramiento en fusiones y adquisiciones (M&A) se desplomaron un 30% en el primer semestre.

Rothschild dijo que su beneficio neto del primer semestre, parte del grupo, se redujo casi a la mitad con respecto al año anterior, hasta 128 millones de euros.

La actividad mundial de fusiones y adquisiciones cayó un 40% interanual durante los seis primeros meses del año, según Dealogic, aunque los banqueros de inversión y los abogados han expresado su optimismo de que la recuperación del mercado bursátil restaure gradualmente la confianza en la realización de operaciones.

En una llamada con periodistas, el socio director Francois Perol confirmó que el banco de inversión preveía que los ingresos netos se redujeran en más de la mitad este año debido a la fuerte caída en la realización de operaciones.

Dijo que el consorcio que pretende privatizar la empresa ya poseía más del 80% de las acciones tras la oferta de compra que valoraba a Rothschild en 3.700 millones de euros.

A Concordia, accionista mayoritario del banco y sociedad de cartera de la familia Rothschild, se unieron tres de las familias más ricas de Francia en la operación de absorción.

El consorcio tiene de plazo hasta el 8 de septiembre para alcanzar el umbral del 90% de la propiedad, a partir del cual puede solicitar la exclusión forzosa de los accionistas minoritarios restantes. (1 dólar = 0,9131 euros) (Reportaje de Mathieu Rosemain; Edición de Susan Fenton)