El regulador antimonopolio de Italia va a retirar un caso abierto contra las compañías aéreas por la posible fijación de precios en los vuelos de las pasadas Navidades entre la isla de Sicilia y las ciudades de la Italia continental, según informó el jueves un alto funcionario.

La investigación había apuntado al operador nacional ITA Airways, así como a las aerolíneas de bajo coste easyJet, Ryanair y Wizz Air.

El responsable antimonopolio, Guido Stazi, declaró al Parlamento que el regulador no había encontrado pruebas que permitieran concluir que los precios de los vuelos del pasado diciembre hubieran estado determinados por una "coordinación ilícita" entre los operadores aéreos.

Dijo que las compañías aéreas ya habían sido informadas de las conclusiones y que el caso se cerraría formalmente en las próximas semanas.

La investigación siguió a una denuncia del grupo de consumidores Codacons y se centró en los vuelos que conectan las ciudades sicilianas de Palermo y Catania con lugares como Roma, Milán, Turín y Bolonia.

La cuestión del elevado precio de los vuelos a las islas de Sicilia y Cerdeña volvió a estallar durante el verano, cuando el gobierno italiano respondió inicialmente con un plan para limitar las tarifas.

El gobierno cambió de rumbo tras las protestas encabezadas por Ryanair, líder del mercado en Italia, y pidió al organismo antimonopolio que vigilara los precios. (Redacción de Keith Weir Edición de Gavin Jones y David Goodman )