PARÍS, 14 jun (Reuters) - El ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, advirtió el viernes de que la segunda economía de la eurozona corre el riesgo de sufrir una crisis financiera si la extrema derecha gana unas elecciones anticipadas en las próximas semanas.

Los sondeos de opinión apuntan a que la euroescéptica Agrupación Nacional (RN) de Marine Le Pen, que ha prometido recortar los precios de la electricidad y el IVA del gas y aumentar el gasto público, va camino de ser el grupo más votado en las elecciones del 30 de junio y el 7 de julio tras ganar los comicios al Parlamento Europeo.

"Cuando miro a la extrema derecha, veo un programa que está hecho de mentiras", dijo Le Maire a la radio franceinfo, instando a los votantes a respaldar a los candidatos del partido centrista del presidente Emmanuel Macron.

La RN aboga por políticas económicas proteccionistas de "Francia primero" y ha hecho de la reducción del coste de la vida una de las principales prioridades de su campaña. También ha propuesto un mayor gasto público, a pesar de los ya significativos niveles de deuda pública.

Los mercados de bonos y las acciones de Francia han sufrido un varapalo esta semana, y la agencia de calificación S&P Global, que recientemente rebajó la nota del país, dijo que las políticas defendidas por la RN podrían tener implicaciones para la calificación crediticia.

La prima de riesgo que exigen los inversores para mantener la deuda pública francesa subió el viernes a su nivel más alto desde principios de 2017. El diferencial entre los costes de endeudamiento de Francia y Alemania se encaminaba a su mayor subida semanal desde la crisis de deuda de la zona euro en 2011, con más de 25 puntos básicos.

Preguntado sobre si la actual inestabilidad política podría desembocar en una crisis financiera, Le Maire dijo que "sí".

"Esto se debe a los programas políticos que están sobre la mesa con respecto a la cuestión de si seremos capaces, sí o no, de seguir financiando esta deuda", dijo.

"Lo siento, ellos (la extrema derecha) no tienen los medios para hacer frente a estos gastos", dijo Le Maire, que había estado presentando ahorros multimillonarios para reconducir las finanzas de Francia.

Aunque los sondeos de opinión ven pocas posibilidades de que la izquierda gane las elecciones, Le Maire dijo que una alianza de izquierdas recién acordada, que quiere rebajar la edad de jubilación e introducir un nuevo impuesto sobre el patrimonio para los ricos, también sería igual de mala para la economía francesa.

Mientras tanto, Le Pen y el líder de RN, Jordan Bardella, acusaron a Le Maire y a Macron de mentir sobre el estado de la economía francesa.

"Para que puedan comprender la situación real de las cuentas públicas después de tantas mentiras del ministro de Economía, haremos balance del estado financiero y del presupuesto del país", dijo Bardella en un vídeo de campaña a última hora del jueves, desgranando la que sería una de sus primeras decisiones si se convierte en primer ministro.

"El Gobierno del señor Macron ha mentido", dijo Le Pen mientras hacía campaña en el norte de Francia el viernes, acusando a los ministros del Gobierno de ocultar el estado real de las finanzas de Francia y el impacto de las reformas que han llevado a cabo en los últimos siete años.

(Reporte de Tassilo Hummel, Benoit Van Overstraeten, Ingrid Melander, Charlotte Van Campenhout, redacción de Ingrid Melander, edición de Christina Fincher; editado en español por Tomás Cobos)