El sector británico de la construcción registró el mes pasado su mayor aumento de actividad en dos años, incluido el primer incremento de la construcción de viviendas desde justo después del minipresupuesto de la ex primera ministra Liz Truss, según mostró el jueves una encuesta.

El índice de gestores de compras de la construcción del Reino Unido de S&P Global subió a 54,7 en mayo desde 53,0 en abril, superando la previsión media de una caída a 52,5 en una encuesta de Reuters entre economistas y alcanzando su nivel más alto desde mayo de 2022.

El repunte se produce tras los débiles datos oficiales del último trimestre de 2023 y del primer trimestre de este año. La producción cayó un 0,9% en cada periodo, los mayores descensos desde mediados de 2021.

"Las empresas se están preparando para un mayor crecimiento en los próximos meses, registrando nuevas expansiones tanto en el empleo como en la actividad de compras a medida que aumenta la carga de trabajo", declaró el director económico de S&P, Andrew Harker.

El PMI de todos los sectores -que incluye los resultados de los sectores más amplios de servicios y manufacturas a principios de esta semana- cayó a 53,1 desde el máximo de un año de abril de 54,0 debido a un crecimiento más lento en el sector servicios.

La actividad en los sectores de la ingeniería civil, la construcción comercial y la vivienda aumentó. La construcción de viviendas aumentó por primera vez desde octubre de 2022, justo después de que los planes presupuestarios de Truss provocaran un aumento de los costes de los préstamos y una fuerte caída de la compra de viviendas.

"Las empresas vincularon el aumento de los nuevos pedidos a la obtención de nuevos contratos y al inicio de proyectos previamente retrasados", dijo S&P.

Los costes de las materias primas subieron al ritmo más lento de este año, pero el coste de los subcontratistas registró la mayor subida en nueve meses.

El Banco de Inglaterra está observando de cerca el crecimiento salarial y los costes de los servicios mientras sopesa cuándo empezar a recortar este año los tipos de interés desde su actual máximo de 16 años.

Los mercados financieros han rebajado sus expectativas al respecto en las últimas semanas y no dan por descontado un primer recorte de tipos de un cuarto de punto hasta noviembre. (Reportaje de David Milliken; Edición de Toby Chopra)