El CEO de Saab, Micael Johansson, apunta a un aumento significativo de la demanda de sistemas de armas, munición y equipos de vigilancia, en respuesta a la mayor concienciación sobre la necesidad de defensa en Europa desde la guerra de Ucrania. Saab creció un 23% el año pasado y prevé cuadruplicar su producción de armas de apoyo y munición.

Johansson aplaude las iniciativas de la UE para reforzar la capacidad de defensa soberana de Europa y reducir la dependencia de Estados Unidos. El Director General señaló que la mayor parte del gasto de defensa de la UE se externaliza actualmente, con un 78% asignado a países de fuera de la UE. Aboga por invertir esta situación para reforzar la soberanía de la defensa europea.

Espera que la tendencia al aumento de la disuasión y las capacidades en Europa sea sostenible, incluso en caso de paz en Ucrania, y subraya la necesidad de contar con cadenas de suministro resistentes y menos dependientes de China. En cuanto a los drones, Saab está trabajando en soluciones de detección y contramedidas para hacer frente a esta creciente amenaza.

Por último, Johansson sugiere que la industria de defensa debería tener las mismas oportunidades de atraer capital que otros sectores, y que la inversión en tecnología de defensa por parte de grandes fondos y del Banco Europeo de Inversiones sería una señal clara para la financiación de la industria de defensa en Europa.

Vídeos de Bloomberg, proporcionados por MT Newswire