Deutsche Bank reitera su recomendación de venta. El precio objetivo sigue siendo de 80 EUR.