He aquí los puntos clave sobre la sentencia y el proceso de apelación:

¿CUÁL FUE EL FALLO?

El tribunal de distrito de La Haya ordenó a Shell en 2021 que redujera sus emisiones absolutas de carbono en un 45% para 2030 en comparación con los niveles de 2019. La reducción incluye las emisiones derivadas del uso de combustibles vendidos a los clientes, que representan alrededor del 95% de las emisiones de Shell.

¿CUÁL ES EL PLAZO PARA LA APELACIÓN?

El tribunal escuchará a Shell y a Amigos de la Tierra Holanda, que presentó el caso, durante cuatro días este mes. Se espera un veredicto en la segunda mitad del año. Se espera ampliamente una nueva apelación ante el Tribunal Supremo del país independientemente del resultado de esta apelación.

¿QUÉ SIGNIFICA LA APELACIÓN PARA SHELL?

Shell dijo que la aplicación de la sentencia le obligaría a reducir su negocio y simplemente llevaría a los clientes a cambiar a otros proveedores de combustible.

¿CUÁLES SON LOS OBJETIVOS CLIMÁTICOS ACTUALES DE SHELL?

Shell pretende reducir la intensidad de carbono de los productos que vende en un 15-20% para 2030 a partir de una base de referencia de 2016, después de suavizar el objetivo en marzo. Shell tiene la "ambición" de reducir las emisiones de los clientes por el uso de sus productos petrolíferos en un 15-20% para 2030 en comparación con 2021. Shell también aspira a convertirse en una empresa de emisiones "netas cero" para 2050.

¿AFECTA LA DECISIÓN A LAS OPERACIONES GLOBALES DE SHELL?

Sí. La reducción afecta a las operaciones globales de Shell y no se limita a los Países Bajos, según la sentencia judicial.