Las conclusiones preliminares de una investigación sobre un vuelo de Singapore Airlines afectado por fuertes turbulencias la semana pasada muestran que un rápido cambio en la fuerza gravitatoria y una caída de 54 metros de altitud causaron lesiones, según informó el miércoles el Ministerio de Transportes de Singapur.

Un pasajero murió de un presunto ataque al corazón y docenas resultaron heridos después de que el vuelo SQ321 de Singapore Airline, que volaba de Londres a Singapur, se encontrara con lo que la aerolínea describió como turbulencias repentinas y extremas mientras sobrevolaba Myanmar. El ministerio dijo que la investigación estaba en curso. (Información de Martin Petty y Xinghui Kok; Edición de John Mair)