Los representantes sindicales de Starbucks quieren crear una plantilla nacional para las negociaciones de contratos laborales con la cadena de café, según los organizadores sindicales - una idea que una portavoz de Starbucks dijo que la compañía cree que es "especulativa". El sindicato, Workers United, ha organizado cerca de 400 establecimientos de los 9.700 que tiene la empresa en EE.UU. desde 2021, y pretende organizar más.

Hasta ahora, Starbucks sólo ha tratado de negociar contratos individuales tienda por tienda. El sindicato ha argumentado que se trata de una táctica dilatoria.

El sindicato y Starbucks dijeron el martes que habían acordado crear un "marco" para guiar la organización y la negociación colectiva y resolver potencialmente decenas de disputas legales pendientes.

Workers United quiere que el marco incluya la elaboración de un modelo nacional de contrato para la negociación que adoptarían las tiendas individuales, dijeron a Reuters dos organizadores sindicales.

La portavoz de Starbucks, Rachel Wall, dijo que el único acuerdo entre la empresa y los dirigentes sindicales ha sido iniciar la discusión sobre un marco.

"Estamos ansiosos por programar esa reunión pronto, en las próximas semanas, esperaría", dijo. Se refirió a las conversaciones sobre una plantilla nacional para la negociación como "especulativas".

Workers United declinó hacer comentarios.

Reagan Skaggs, organizadora sindical en un Starbucks de Valparaíso, Indiana, dijo que actualmente la conversación parece encaminarse hacia un frente sindical nacional, "lo cual es fantástico."

Quinn Craig, ex barista y organizadora en el primer Starbucks sindicalizado de Texas, dijo que en virtud de las conversaciones preliminares, Starbucks ha acordado que "en lugar de pasar por (el proceso de) negociación con todas las tiendas, negociaríamos un contrato nacional de base para todos, y luego iríamos por ahí para satisfacer todas las necesidades específicas."

El sindicato afirma que Craig fue despedido ilegalmente el verano pasado por participar en una huelga. Una portavoz de Starbucks dijo que Craig fue separado de nuestra tienda por claras infracciones de las políticas establecidas de manejo de efectivo y violencia en el lugar de trabajo y por no respetar los protocolos de alarma de la tienda, no como represalia por actividades sindicales.

CONTRATO HITO

Más allá de Starbucks, un proceso de negociación nacional marcaría un hito significativo para los incipientes esfuerzos por organizar el sector servicios.

"Ninguna otra cadena ha tenido algo así, pero tenemos que entender que no hay ninguna otra cadena que se haya organizado en tantos lugares diferentes con tanta rapidez", dijo Ileen DeVault, profesora de historia laboral en la Escuela de Relaciones Industriales y Laborales de Cornell.

En los últimos años, grupos de organización respaldados por sindicatos como Fight for $15, que se centra en los trabajadores de la comida rápida, y OUR Walmart han tratado de presionar a las grandes empresas para que entablen negociaciones a gran escala organizando huelgas y protestas y presentando demandas legales contra los empleadores. Pero esos esfuerzos, incluso en el gigante de la comida rápida McDonald's, se han estancado en gran medida.

Las campañas más recientes, incluidos los esfuerzos por organizar a los trabajadores de Starbucks, Amazon.com, el minorista de artículos deportivos REI y Wells Fargo, se han centrado en gran medida en sindicar lugares de trabajo individuales.

DeVault dijo que una mesa de negociación nacional sería beneficiosa para ambas partes, teniendo en cuenta los cientos de centros de trabajo.

"No es como si Starbucks tuviera toda una tropa de personas de relaciones laborales que pudieran ir corriendo a estos diferentes lugares y negociar".

DeVault dijo que se han hecho acuerdos similares fuera de las industrias minoristas y alimentarias. El año pasado, los Teamsters, el sindicato que representa a unos 340.000 trabajadores de UPS, ratificaron un contrato marco junto con acuerdos locales complementarios.

Lane Windham, historiadora del trabajo y profesora de la Universidad de Georgetown, y antigua organizadora sindical, dijo que las negociaciones contractuales en Estados Unidos funcionan de forma diferente que en muchos otros países, normalmente a través de centros de trabajo individuales.

Otros países como Alemania y Francia suelen tener una negociación sectorial, dijo Windham, en la que los sindicatos negocian contratos con los empresarios de toda una industria.

"Hacía mucho tiempo que no veíamos algo así, y desde luego nunca en el sector servicios", dijo Windham. Pero, continuó, "en realidad aún no ha ocurrido".