Un tribunal de apelaciones de Estados Unidos, en un paso inusual, intentó el lunes retrotraer la demanda del fabricante de cohetes SpaceX, que alega que la estructura de una junta laboral estadounidense es inconstitucional, después de que un juez de Texas accediera a la petición del organismo de enviarla a California.

Un panel del Tribunal de Apelaciones del 5º Circuito de EE.UU., con sede en Nueva Orleans, dijo en una breve orden que el tribunal federal de Los Ángeles no debería haber tramitado el traslado la semana pasada, días después de que el tribunal de apelaciones lo suspendiera a la espera de una apelación de SpaceX.

Pero el 5º Circuito, que abarca Texas, Luisiana y Misisipi, no tiene poder sobre el tribunal de California, por lo que ordenó al juez federal de distrito Rolando Olvera en Brownsville, Texas, que había transferido el caso, que solicitara que fuera devuelto a su tribunal.

El altercado se refiere a una cuestión técnica, pero podría tener un impacto importante en el caso de SpaceX, ya que los tribunales federales de Texas suelen tener jueces más conservadores, más propensos a mostrarse abiertos a los intentos de limitar los poderes del gobierno federal.

El 5º Circuito es visto por muchos como el tribunal de apelaciones estadounidense más conservador, mientras que el 9º Circuito, que abarca California, tiene la reputación de estar entre los más liberales.

SpaceX y la Junta Nacional de Relaciones Laborales no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios.

SpaceX presentó la demanda un día después de que la junta laboral acusara el mes pasado a la empresa en un procedimiento interno de despedir ilegalmente a ingenieros por criticar al consejero delegado Elon Musk. SpaceX ha negado haber obrado mal.

Desde entonces, Trader Joe's, Amazon.com y Starbucks han planteado reclamaciones similares en casos pendientes en la junta laboral. Las empresas afirman que los procedimientos internos de ejecución de la agencia les privan del derecho constitucional a un juicio con jurado, y que los límites a la destitución de los jueces administrativos y de los cinco miembros de la junta nombrados por el presidente también violan la Constitución estadounidense.

Olvera dictaminó la semana pasada que, dado que SpaceX tiene su sede en California y que los hechos que desencadenaron el caso tuvieron lugar allí, no tenía sentido que la demanda procediera en Texas.

SpaceX presentó una petición ante el 5º Circuito un día después buscando revertir el fallo de Olvera. El lunes pasado, el tribunal suspendió el traslado, pero el tribunal de Los Ángeles siguió tramitándolo y asignó un juez y un número de caso a la demanda a finales de semana.

La junta laboral en una presentación en el tribunal de California el viernes dijo que si Olvera solicitó la devolución del caso, el tribunal no está obligado a devolverlo si determina que hacerlo sería inapropiado.