El desarrollador de videojuegos Supercell, con sede en Helsinki, esta intentando atraer a nuevos grupos de jugadores con el lanzamiento de su primer producto en mas de cinco anos, segun declaro el director ejecutivo Ilkka Paananen, ya que los juegos para moviles se enfrentan a una competencia cada vez mayor de otros entretenimientos por el tiempo libre de la gente.

Supercell, propiedad mayoritaria de la china Tencent, ha sacado anteriormente cinco juegos, entre ellos Clash of Clans, uno de los juegos para moviles mas populares del mundo, que, segun dijo, ha reportado a la empresa mas de 10.000 millones de dolares en ingresos desde su lanzamiento en 2012.

Aunque los ingresos de los cinco juegos anteriores de Supercell han seguido creciendo este ano, Paananen dijo que el objetivo de la empresa era atraer a nuevos jugadores creando juegos que puedan entretener a cualquiera, independientemente de su edad y sexo.

"En Supercell queremos crear juegos a los que juegue el mayor numero posible de personas durante el mayor tiempo posible, para que pasen a formar parte de la historia de los juegos", afirmo Paananen.

En su nuevo juego, Squad Busters, la empresa ve potencial para atraer a nuevos jugadores debido a su facil jugabilidad con un solo pulgar.

"El juego pertenece realmente a todos", afirmo.

La inmensa mayoria de los juegos para moviles se pueden descargar y jugar de forma gratuita, mientras que los creadores de juegos obtienen ingresos de las compras dentro de la aplicacion, que no son obligatorias pero facilitan el progreso dentro del juego.

"No es una sorpresa que cuanto mayor es uno, mas probable es que haga esas compras", dijo Paananen, senalando que en los ultimos 10 anos se ha vuelto mucho mas dificil crear un juego que tenga potencial para convertirse en un exito mundial.

"La competencia no solo es mas dura dentro de la industria del videojuego, sino que tambien competimos por el tiempo libre de la gente", dijo, refiriendose al rapido crecimiento de las ofertas de entretenimiento, que van desde series como las de Netflix hasta contenidos de audio y redes sociales como los videos de TikTok.

(1 euro = 1,0883 $) (Reportaje de Anne Kauranen en Helsinki; Edicion de David Holmes)