LONDRES, 29 nov (Reuters) - La autoridad británica de defensa de la competencia va a revisar los precios de los programas de fidelización de los supermercados, como la tarjeta Clubcard de Tesco y la Nectar de Sainsbury, para determinar si es justo que los precios más bajos solo estén disponibles para los socios.

Los programas de fidelización han tenido un enorme éxito en los supermercados más grandes del Reino Unido, ya que ofrecen precios mucho más bajos a sus miembros.

En la actualidad, la gran mayoría de los clientes recurren a ellos y cada vez hay más productos cubiertos por estos programas.

Casi 21 millones de hogares británicos tienen una Tesco Clubcard y el 80% de sus ventas se realizan con ella.

Tesco, que tiene una cuota del 27,4% del mercado británico de alimentación, ofrece actualmente más de 8.000 productos a través de su programa de Precios Clubcard, mientras que Sainsbury's, que tiene una cuota del 15,2%, ha ampliado los precios Nectar a más de 6.000 productos.

Sarah Cardell, presidenta ejecutiva de la Autoridad de Competencia y Mercados (CMA), dijo que el aumento del uso de estos sistemas significa que las promociones de precios solo están disponibles para las personas que se han suscrito a las tarjetas de fidelidad.

"Esto plantea una serie de preguntas sobre el impacto de los precios de los programas de fidelización en los consumidores", dijo el miércoles.

La revisión de la CMA comenzará en enero de 2024. Tesco y Sainsbury's no quisieron hacer comentarios.

(Reporte de James Davey; edición en español de Javier López de Lérida)