Musk pidió a los jueces que escuchen su apelación a la decisión de un tribunal inferior en mayo que mantuvo el decreto, que surgió a raíz de su publicación en agosto de 2018 en la plataforma de medios sociales entonces llamada Twitter, ahora llamada X, de que tenía "financiación asegurada" para llevar a su empresa de coches eléctricos Tesla a la bolsa.