Texas Instruments se disparó un 7% en las operaciones previas a la comercialización del miércoles, provocando un repunte en las acciones de chips, ya que su fuerte previsión de ingresos para el segundo trimestre avivó el optimismo de que la demanda de chips se estaba recuperando después de una caída de años.

La empresa se considera un barómetro de la demanda de semiconductores, ya que sus productos se utilizan en sectores que van desde la automoción a la electrónica industrial y de consumo, incluidos los smartphones.

Las acciones de Nvidia, Advanced Micro Devices, Arm Holdings y Micron Technology subieron entre un 1% y un 3%.

Texas Instruments dijo el martes que espera unos ingresos con un punto medio de 3.800 millones de dólares para el segundo trimestre, frente a las estimaciones de LSEG de 3.770 millones de dólares.

Sus ganancias se siguen de cerca, ya que es la primera de las principales firmas de semiconductores de EE.UU. en presentar resultados trimestrales.

"De cara al futuro, prevemos que Texas Instruments impulse un perfil de recuperación continuada en la segunda mitad del año y hasta 2025", señalaron los analistas de J.P. Morgan en una nota.

La mejora de la demanda de electrónica de consumo también indica que las correcciones de los inventarios de chips analógicos podrían estar remitiendo.

La empresa había registrado una caída de la demanda de chips utilizados en los mercados automovilísticos al ralentizarse la demanda de vehículos eléctricos debido a una economía incierta y a la disponibilidad de alternativas híbridas más baratas. (Reportaje de Zaheer Kachwala en Bengaluru; Edición de Varun H K)