Sus resultados anuales, publicados ayer, reflejan la depresión económica galopante en Alemania. En comparación con 2022, año de tensión excepcional tras el estallido de la guerra en Ucrania, los pedidos han bajado un 16% y las ventas un 9%.  

Thyssenkrupp también registró una pérdida contable de 2.000 millones de euros, directamente relacionada con el deterioro de activos por un importe equivalente en su división siderúrgica. La generación de tesorería consolidada fue positiva, pero ello se debió a una fuerte caída de las existencias, señal de un menor volumen de negocio.

El ciclo 2013-2023 que toca a su fin habrá estado marcado por los malos resultados crónicos del grupo, con una reestructuración que se arrastra. En 2019, sin embargo, logró desprenderse de su joya de la corona vendiendo su división de ascensores a un consorcio de capital riesgo "private equity" por la principesca suma de 17.000 millones de euros.

Período Fiscal: Septiembre 2019 2020 2021 2022 2023 2024 2025 2026
Ventas netas 1 41.996 28.899 34.015 41.140 37.536 35.800 36.057 37.289
EBITDA 1 1.958 -400 1.719 2.972 1.603 1.600 1.843 1.985
Beneficio operativo (EBIT) 1 802 -1.633 796 2.062 703 735,2 1.009 1.155
Margen de operación 1,91 % -5,65 % 2,34 % 5,01 % 1,87 % 2,05 % 2,8 % 3,1 %
Beneficios antes de Impuestos (EBT) 1 -83 -5.593 95 1.396 -1.583 398,2 852,7 1.045
Resultado Neto 1 -304 9.585 -115 1.136 -2.072 211,3 616,8 747,6
Margen neto -0,72 % 33,17 % -0,34 % 2,76 % -5,52 % 0,59 % 1,71 % 2 %
BPA 2 -0,4900 15,40 -0,1800 1,820 -3,330 0,3385 0,9908 1,201
Free Cash Flow 1 -1.263 -4.591 -1.312 -630 363 145,9 -87,95 -52,8
Margen FCF -3,01 % -15,89 % -3,86 % -1,53 % 0,97 % 0,41 % -0,24 % -0,14 %
FCF Conversión (EBITDA) - - - - 22,65 % 9,12 % - -
FCF Conversion (Resultado Neto) - - - - - 69,05 % - -
Dividendo / Acción 2 - - - 0,1500 0,1500 0,1571 0,1506 0,1515
Fecha de publicación 21/11/19 19/11/20 18/11/21 17/11/22 22/11/23 - - -
1EUR en Millones2EUR
Datos estimados

Fuente: MarketScreener

Esta hazaña merece ser aplaudida, porque el precio era tan alto que incluso el finlandés Koné, el comprador estratégico elegido, decidió finalmente desistir. La operación permitió a Thyssenkrupp restablecer su posición financiera, crítica en aquel momento pero ahora mucho más segura. 

A principios de este año, el conglomerado sacó a bolsa Nucera, su empresa conjunta con la italiana De Nora especializada en la fabricación a gran escala de los electrolizadores necesarios para producir hidrógeno. Como sabemos, Thyssenkrupp tiene la intención de reposicionarse en las tecnologías con bajas emisiones de carbono.

La intención es loable -y sin duda acorde con los tiempos que corren-, pero las perspectivas de rentabilidad son aún inciertas. Además, la viabilidad de esta estrategia depende en gran medida de una política proactiva por parte del gobierno federal alemán, que no tiene ningún interés en debilitarse. 

El siguiente paso es vender nuestros negocios de construcción naval y siderurgia. Ambas están en proyecto. La primera requerirá un comprador capaz de mostrar sus credenciales, dados los imperativos de soberanía, pero por el momento no ha encontrado ninguna oposición por parte del regulador. En cuanto a la segunda, sin duda se hará sobre una base más tranquila ahora que ha pasado la importante depreciación de activos.

Estos factores pueden dar a los accionistas -incluido el fondo activista Cevian- buenas razones para esperar otro año rico en novedades. Prueba de ello fue la subida de la cotización de la acción cuando se anunciaron los resultados. 

No obstante, la capitalización bursátil de 4.400 millones de euros sigue representando un descuento sustancial respecto al valor neto de los activos de Thyssenkrupp. La suma de las partes arroja fácilmente una cifra de entre 6.000 y 8.000 millones de euros. Queda por realizar: algunos dirán que las cosas no van lo bastante rápido y que la delicada situación económica actual dificulta aún más las cosas.

Clasificaciónes Surperformance de Thyssenkrupp AG