El Ministerio de Transportes de Japón ha llegado a la conclusión de que seis casos de irregularidades en la certificación de vehículos por parte de Toyota Motor pueden violar también las normas de Naciones Unidas, según informó el martes el diario Yomiuri.

Estas normas están reconocidas por más de 60 países y regiones y, si se descubren en otros lugares, las irregularidades podrían afectar a la producción en serie en Europa y otras regiones, según Yomiuri.

Toyota y otros cuatro fabricantes de vehículos dijeron la semana pasada que habían presentado datos defectuosos o manipulados al solicitar la certificación de los vehículos. (Reportaje de Rocky Swift; Edición de Muralikumar Anantharaman)