Travis Perkins, el mayor proveedor británico de materiales de construcción, registró una caída del 39% en su beneficio anual debido a la debilidad del mercado inmobiliario.

La empresa, que opera en el Reino Unido, Francia, Bélgica y los Países Bajos, prevé para 2024 un beneficio operativo ajustado de entre 160 y 180 millones de libras.

Los analistas estiman el beneficio para 2024 entre 150 y 231 millones de libras, según un consenso elaborado por la empresa.