La minera brasileña Vale espera alcanzar un acuerdo tentativo a finales de este mes con las autoridades federales y estatales de Brasil para liquidar las reparaciones por el mortal colapso en 2015 de una presa de relaves, dijo un ejecutivo el jueves.

El colapso de la presa de Mariana provocó una oleada de residuos tóxicos que mató a 19 personas. Dejó a cientos de personas sin hogar, inundó bosques y contaminó toda la extensión del río Doce.

"No significa que (un acuerdo) se firmará a finales de junio, porque eso depende de la construcción de los documentos definitivos, pero a finales de junio esperamos que haya un consenso", dijo Alexandre D'Ambrosio, vicepresidente ejecutivo de asuntos corporativos e institucionales de Vale, en un evento en Río de Janeiro.

Un acuerdo definitivo podría tardar al menos un mes más, dijo.

Las declaraciones de D'Ambrosio se producen un día después de que Vale, la minera australiana BHP y su empresa conjunta Samarco presentaran a las autoridades brasileñas una nueva oferta para saldar las reparaciones por el derrumbe de la presa, después de que Brasil rechazara la anterior.

La propuesta de las mineras asciende a 140.000 millones de reales (26.080 millones de dólares), que se desglosan en 82.000 millones de reales a pagar al gobierno federal y a los estados de Minas Gerais y Espirito Santo en 20 años, 37.000 millones de reales que ya han gastado y 21.000 millones para obligaciones futuras, como la retirada de los relaves del río Doce.

En 2019, otra presa de relaves propiedad de Vale en Brumadinho, Brasil, se derrumbó, matando a 270 personas. (1 dólar = 5,3674 reales) (Reportaje de Rodrigo Viga Gaier; redacción de Peter Frontini; edición de Rod Nickel)