La unidad india de Skoda, propiedad del Grupo Volkswagen, anunció el martes que lanzará un pequeño vehículo deportivo utilitario (SUV) en la segunda mitad de 2025, con el objetivo de enfrentarse a sus rivales más grandes, Tata Motors y Hyundai, en el segmento de mayor crecimiento del país.

El nuevo SUV, que será la oferta de entrada de Skoda en la India, estará dirigido a compradores de ciudades y pueblos pequeños preocupados por los costes y forma parte del plan de la empresa para alcanzar unas ventas anuales totales de 100.000 unidades en el país para el año fiscal 2026.

Skoda tardó dos años en vender unos 100.000 coches en la India entre 2022 y 2023.

Skoda no reveló el nombre ni el precio del nuevo modelo. Sin embargo, los posibles rivales del coche -Tata Punch y Hyundai Exter- empiezan en torno a las 613.000 rupias (~7.400 dólares).

En los últimos dos años, los indios urbanos han pasado de los coches más pequeños a los SUV repletos de prestaciones, que ahora representan uno de cada dos coches vendidos.

Skoda también aspira a una cuota de mercado del 5% en la India para la familia de automóviles Volkswagen, que incluye a Volkswagen y a las marcas de lujo Audi y Porsche.

Volkswagen y Skoda, que forman el grueso de las ventas del Grupo Volkswagen, tienen una cuota de mercado del 2,2% en la India.

El SUV se construiría sobre la misma plataforma que ya utilizan su SUV superventas Kushaq y el Kodiaq, de mayor tamaño. Una plataforma es la base o los cimientos sobre los que se construye un coche.

Sólo el Kushaq representa el 53% de las ventas de Skoda en la India, con cerca de 21.000 unidades vendidas en lo que va de año fiscal. (Reportaje de Nandan Mandayam en Bengaluru; Edición de Sohini Goswami)