El fabricante chino de teléfonos inteligentes Xiaomi ha cerrado 75.723 pedidos de su deportivo sedán eléctrico SU7 a fecha de 24 de abril, y aspira a entregar más de 10.000 unidades en junio, dijo el jueves su fundador, Lei Jun.

El objetivo de entrega establece un récord para una startup de vehículos eléctricos (VE), dijo Lei durante un evento en el primer día para los medios de comunicación del salón del automóvil de Pekín.

Los pedidos bloqueados, que se refieren a aquellos en los que los compradores han optado por depósitos no reembolsables, han llegado a menos de un mes del lanzamiento del primer coche de Xiaomi a finales de marzo.

Xiaomi tiene como objetivo realizar más de 100.000 entregas del SU7 en 2024 y pretende mantener su negocio automovilístico "centrado al 100%" en el mercado chino durante los próximos tres años, había dicho Lei en una conferencia de inversores el martes.

La empresa adelantó las entregas de las versiones estándar y Max del SU7 al 18 de abril, 12 días antes de lo previsto inicialmente. Además de los dos acabados, Xiaomi dijo previamente que planea iniciar las entregas de los modelos Pro a finales de mayo.

El debut del SU7, que se inspira en el estilo de Porsche y rebaja el precio del Modelo 3 de Tesla, echa más leña al fuego de una encarnizada guerra de precios de los vehículos eléctricos en el mayor mercado automovilístico del mundo, en el que los fabricantes de automóviles con modelos comparables han anunciado recortes de precios y subvenciones tras el lanzamiento del SU7.

El equipo automovilístico de Xiaomi de 6.000 personas está lejos de ser suficiente, dijo Lei en la sesión informativa del jueves, invitando a talentos globales a unirse a la ambición automovilística de la compañía. (Reportaje de Qiaoyi Li y Brenda Goh; Edición de Christopher Cushing)