SAO PAULO, 28 feb (Reuters) - La inflación de la zona euro vuelve a acercarse al objetivo del 2%, pero el Banco Central Europeo necesita más pruebas de que la evolución de los precios está totalmente bajo control, dijo el miércoles el presidente del Bundesbank, Joachim Nagel.

El BCE ha mantenido las tasas en máximos históricos desde septiembre, pero la inflación ha retrocedido y las autoridades han empezado a debatir cuándo podrían empezar a relajar la restricción monetaria.

"Todavía nos faltan datos más fiables sobre la evolución de los salarios y la confirmación de que, con estos datos, conseguiremos que la inflación vuelva al 2% en 2025", dijo Nagel a Reuters al margen de una reunión del G7. "Las proyecciones de la semana que viene serán un hito importante".

El BCE publicará nuevas proyecciones económicas trimestrales el próximo jueves y los responsables ya han dicho que es probable que se recorten las previsiones de inflación.

"Ya hemos conseguido mucho con la política monetaria", dijo Nagel. "No podemos cometer errores en la recta final del viaje".

Nagel dijo que sería "fatal" que el BCE baje las tasas demasiado pronto sólo para que la inflación repunte. Esto dañaría la credibilidad del banco y desataría la volatilidad de los mercados financieros.

Los inversores esperan ahora que el BCE recorte las tasas alrededor de 90 puntos básicos este año, con una primera medida prevista para junio, lo que supone un cambio de tendencia respecto al mes pasado, cuando apostaban por una reducción de hasta 150 puntos básicos.

(Reporte de Christian Kraemer; Escrito por Balazs Koranyi; Editado en Español por Manuel Farías)