Es probable que la inflación de la zona euro siga bajando y el Banco Central Europeo podría recortar los tipos de interés si se cumplen sus criterios de crecimiento de los precios, establecidos desde hace tiempo, declaró el viernes la presidenta del BCE, Christine Lagarde.

"Al mismo tiempo, el Consejo de Gobierno no se está precomprometiendo con una senda de tipos concreta", dijo Lagarde, repitiendo la orientación más reciente del banco.

"Los riesgos para las perspectivas de inflación tienen dos caras", dijo. "Los riesgos al alza incluyen el aumento de las tensiones geopolíticas, así como un mayor crecimiento salarial y unos márgenes de beneficios más resistentes de lo previsto".