27 may (Reuters) -El Banco Central Europeo está dispuesto a recortar los tipos de interés el mes que viene, pero la política monetaria debe seguir siendo restrictiva este año, ya que el crecimiento salarial no se normalizará hasta 2026, dijo Philip Lane, economista jefe del BCE, al periódico Financial Times.

El BCE prácticamente ha prometido una bajada de tipos para el 6 de junio, por lo que el debate se ha trasladado a las medidas posteriores y los mercados han reducido sus expectativas, apostando por una sola bajada más este año.

"Salvo sorpresas importantes, en este momento lo que vemos es suficiente para eliminar el nivel máximo de restricción", dijo Lane al FT en una entrevista publicada el lunes.

"La mejor manera de enmarcar el debate este año es que todavía necesitamos ser restrictivos durante todo el año", agregó. "Pero dentro de la zona de restrictividad podemos movernos algo a la baja".

Aunque Lane no hizo ningún comentario explícito sobre la reunión de política monetaria de julio, una serie de responsables de política monetaria, entre ellos su compañera de consejo Isabel Schnabel, ya han dicho que un segundo paso no debería producirse tan pronto.

Se espera que el crecimiento salarial se desacelere "visiblemente" el año que viene y entonces los responsables podrán debatir la normalización de la política monetaria.

En el 4%, el tipo de depósito del BCE frena el crecimiento y apenas se discute que los primeros recortes, al menos hasta el 3%, pero posiblemente más allá, se limitan a eliminar restricciones más que a proporcionar estímulos. 

"Necesitamos ver más progresos (en la inflación) antes de pasar de mantener la fase restrictiva a pensar en la normalización", añadió Lane.

Lane afirmó que los responsables de la política monetaria del BCE necesitan mantener los tipos en territorio restrictivo este año para garantizar que la inflación siga bajando y no se sitúe por encima del objetivo del banco, lo que "sería muy problemático y probablemente bastante doloroso de eliminar".

Un indicador clave de los salarios se aceleró la semana pasada, asustando a algunos, pero Lane dijo que la cifra había sido bien anticipada y que ya se estaba produciendo una desaceleración.

"La desaceleración no significa necesariamente una vuelta inmediata a la normalidad", dijo Lane. "Este año el ajuste es claramente bastante gradual".

(Reporte de Jahnavi Nidumolu en Bengaluru; escrito por Balazs Koranyi; edición de Muralikumar Anantharaman y Shri Navaratnam; editado en español por Javi West Larrañaga y Benjamín Mejías Valencia)