PARÍS (Reuters) - Las fusiones transfronterizas entre bancos en Europa deberían ser tan fáciles como las fusiones dentro de un mismo país europeo, afirmó el miércoles uno de los responsables de política monetaria del BCE, François Villeroy de Galhau.

Aunque la Unión Europea ha centralizado la regulación y la supervisión de los bancos, los mercados bancarios siguen estando marcados en gran medida por las fronteras nacionales.

"Sería deseable, lógico y normal que las fusiones transfronterizas dentro de una unión monetaria fueran tan sencillas y accesibles como una fusión (dentro del mismo país)", dijo Villeroy, que también es el jefe del banco central de Francia.

Añadió que, aunque la normativa actual permite las uniones, los recargos de capital y liquidez que algunos reguladores del país de acogida imponen a las filiales son a veces excesivos.

El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo a principios de este mes que el sector bancario europeo necesita más consolidación, incluso si eso significa que un gran banco francés sea comprado por un rival europeo.

(Información de Mathieu Rosemain; editado por Leigh Thomas y Toby Chopra; editado en español por Javi West Larrañaga)