Por Davide Barbuscia

NUEVA YORK (Reuters) -Los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos subieron el lunes, ya que los inversores probablemente vendieron bonos del Estado para comprar nueva deuda corporativa, mientras que funcionarios de la Reserva Federal mostraron dudas sobre la capacidad del banco central para recortar las tasas de interés.

* Los inversores esperaban un periodo de consolidación en los bonos del Tesoro, después de que el descenso de los precios al consumo el mes pasado reforzó las expectativas de que la Reserva Federal pueda recortar las tasas de interés dos veces este año.

* Los rendimientos -que se mueven de forma inversa a los precios- han descendido en su mayoría en las últimas semanas por los indicios de que la economía se estaba ralentizando, revirtiendo en parte meses de ganancias causadas por el temor a que la inflación estuviera repuntando.

* "Está muy tranquilo (...) Creo que la venta probablemente tiene más que ver con las nuevas emisiones anunciadas esta mañana", dijo Tony Farren, director gerente de Mischler Financial Group, en referencia a una serie de nuevas ventas de bonos corporativos anunciadas el lunes.

* Los aumentos de rendimiento del lunes fueron una señal de que el mercado estaba "tratando de encontrar un equilibrio" tras el reciente repunte de los bonos, dijo Danny Zaid, gestor de carteras de TwentyFour Asset Management, que espera que los bonos del Tesoro sean menos volátiles en las próximas semanas.

* El índice ICE BofA MOVE, una medida de la volatilidad esperada en los bonos del Tesoro estadounidense, se situó en su nivel más bajo desde finales de marzo.

* El lunes y el martes no se publican datos económicos en Estados Unidos, por lo que las declaraciones de los funcionarios de la Reserva Federal ocuparon un lugar central antes de la publicación el miércoles de las actas de la última reunión de política monetaria de la Reserva Federal.

* El presidente de la Reserva Federal de Atlanta, Raphael Bostic, declaró en una entrevista el lunes que "llevará un tiempo" que la Reserva Federal confíe en que la inflación está en camino de volver al objetivo del 2% del banco central.

* El vicepresidente de supervisión de la Fed, Michael Barr, se expresó en un tono similar, afirmando que los datos de inflación de los primeros meses de este año han sido decepcionantes, lo que deja al banco central sin las pruebas necesarias para relajar la política monetaria.

* El lunes, los operadores de futuros vinculados a las tasas de interés oficiales de la Reserva Federal preveían un total de unos 42 puntos básicos de recortes de las tasas este año, frente a los más de 50 puntos básicos previstos tras los datos de la semana pasada que mostraban que la inflación de los precios al consumo en Estados Unidos se había enfriado en abril.

* El rendimiento de referencia a 10 años operaba en 4,437%, casi dos puntos básicos por encima del viernes. El rendimiento a dos años, que suele reflejar mejor las expectativas para la política monetaria, cotizaba en 4,837%, con un alza de cerca de un punto básico.

(Reporte de Davide Barbuscia. Editado en Español por Ricardo Figueroa y Javier López de Lérida)