NUEVA YORK, 1 mar (Reuters) -Los precios de los bonos del Tesoro subieron el viernes, después de que el sector manufacturero estadounidense siguió cayendo en febrero, lo que indica un menor crecimiento económico, y el rendimiento a dos años caía luego de que una autoridad de la Reserva Federal sugiriera la necesidad de más deuda del Tesoro a corto plazo.

* El Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM) dijo que su PMI manufacturero cayó a 47,8 desde 49,1 en enero. Fue el decimosexto mes consecutivo en el que el se mantuvo por debajo de 50, lo que indica contracción.

* Las encuestas de consumidores de la Universidad de Michigan también fueron débiles, con las tres medidas de confianza, condiciones actuales y expectativas de los consumidores cayendo más de lo esperado.

* El retorno a dos años, que refleja las expectativas de tasas de interés, cedía 10,6 puntos básicos, al 4,540%, su mayor baja diaria desde el 31 de enero. En tanto, el de la nota a 10 años bajaba 6,6 puntos básicos, al 4,186%. Los rendimientos se mueven en sentido inverso a los precios.

* Aunque el sector manufacturero representa alrededor del 11% de la economía, recientes cifras del mercado laboral y del gasto de los consumidores han sugerido que el crecimiento económico sigue siendo fuerte pese a la subida más agresiva de tasas de interés por parte de la Fed en cuatro décadas.

* Sin embargo, el gobernador de la Fed Chris Waller provocó un alza de los precios de los bonos del Tesoro de menor vencimiento con su discurso en la Booth School of Business de la Universidad de Chicago.

* Waller dijo que le gustaría que el banco central abordara un reajuste del balance hacia letras del Tesoro a más corto plazo, que se ajustaran mejor al tipo de interés oficial a corto plazo que la Fed controla como su herramienta clave de política monetaria. Un mayor giro hacia las letras probablemente aumentaría la compra de bonos del Tesoro a más corto plazo.

* La rentabilidad a 30 años bajaba 4,4 puntos básicos, al 4,331%.

* Una parte muy vigilada de la curva de rendimientos, que mide la diferencia entre las tasas a dos y 10 años, considerada un indicador de las expectativas económicas, se situaba en -35,6 puntos básicos.

(Reporte de Herbert Lash; Editado en Español por Manuel Farías)