Por Ricardo Brito

BRASILIA, 12 jun (Reuters) - La policía federal de Brasil acusó formalmente al ministro de Comunicaciones, Juscelino Filho, de corrupción pasiva y otros delitos, informaron fuentes de la investigación el miércoles, lo que le convierte en el primer miembro del gabinete de Luiz Inácio Lula da Silva que se enfrenta a tales acusaciones.

La policía investigó a Filho en el marco de un caso de presunta corrupción en Codevasf, una agencia de desarrollo vinculada al Gobierno para la región de Sao Francisco y Parnaiba, en el noreste de Brasil.

En un comunicado, Filho negó haber cometido delito alguno y calificó la investigación de la policía federal de motivación política.

En Brasil, la policía puede formular acusaciones basadas en sus investigaciones antes de que los fiscales presenten cargos ante los tribunales.

Según dos personas conocedoras del asunto y que pidieron permanecer en el anonimato, el ministro fue acusado formalmente de aceptar sobornos, blanquear dinero y participar en una organización criminal, lo que abre la puerta a cargos penales.

Originalmente legislador de la Cámara baja en representación del estado de Maranhao, el ministro ha estado sirviendo en el gabinete del presidente Lula desde que el líder izquierdista asumió el cargo en enero de 2023 para su tercer mandato no consecutivo.

Filho es miembro del partido de centroderecha Unión Brasil, que obtuvo funciones clave en el gabinete de Lula cuando buscaba construir una coalición más amplia para asegurar el apoyo en el Congreso, donde sus aliados de izquierda son minoría.

La oficina de Lula no respondió de inmediato a una petición de comentarios.

(Editado en español por Ricardo Figueroa)