El Banco de Inglaterra empezará a recortar los tipos de interés en agosto, según todos menos dos de los 65 economistas encuestados por Reuters, y la mayoría de ellos espera al menos una reducción más este año a pesar de la persistente inflación de los salarios y los servicios.

El Banco de Inglaterra, uno de los primeros bancos centrales en empezar a subir los tipos tras lo peor de la pandemia del COVID, elevó el tipo de interés bancario en 515 puntos básicos entre diciembre de 2021 y agosto de 2023, hasta un máximo de 16 años del 5,25%, para hacer frente a las crecientes presiones sobre los precios de la economía.

La inflación general se redujo al 2,3% en abril, cerca del objetivo del 2,0% del banco central, desde un máximo del 11,1% en octubre de 2022. Un mercado laboral caliente ha empezado a ralentizarse y las estadísticas oficiales del miércoles mostraron que la economía se estancó en abril, en parte debido a un tiempo excepcionalmente lluvioso.

Sin embargo, la inflación salarial y la de los servicios, ambas vigiladas de cerca por el BoE, se mantienen en torno al 6%.

Sólo dos de los 65 economistas encuestados esperaban que el BoE esperara hasta septiembre para recortar los tipos en lugar de agosto. Pero los 24 que participaron tanto en la última encuesta como en la del mes pasado y que habían pronosticado previamente un recorte el 20 de junio cambiaron su pronóstico a agosto.

Los mercados financieros sólo prevén un recorte de tipos del BoE este año, en septiembre.

"Aunque estamos viendo algunos signos tentativos de enfriamiento en el mercado laboral, la inflación del sector servicios sigue siendo persistentemente alta y es probable que el Comité de Política Monetaria quiera esperar hasta la próxima serie de previsiones y algunos datos más antes de embarcarse en su primer recorte de tipos", dijo Yael Selfin, economista jefe para el Reino Unido de KPMG.

Antes de que el Comité de Política Monetaria se reúna en agosto, fecha de su próxima publicación de previsiones trimestrales detalladas, se publicarán una serie de datos sobre el mercado laboral y dos más sobre la inflación.

A la pregunta de si algún otro miembro del Comité de Política Monetaria votaría a favor de un recorte de tipos en junio -como hicieron Dave Ramsden y Swati Dhingra en mayo-, cerca de tres cuartas partes, es decir, 22 de los 30 economistas que respondieron, dijeron No. El resto dijo Sí.

La previsión mediana de la encuesta indicaba que el tipo de interés bancario se situaría medio punto por debajo a finales de año. Se pronosticó en el 5,00% a finales de septiembre y en el 4,75% a finales de año, en comparación con el 4,75% y el 4,50%, respectivamente, de la encuesta del mes pasado.

Algo más de la mitad de los economistas, 35 de 65, prevén dos reducciones del tipo bancario de 25 puntos básicos hasta el 4,75% a finales de 2024. Más de un tercio, 24 de 65, predijeron 75 puntos básicos de recortes hasta el 4,50%, y tres economistas esperaban un Tipo Bancario aún más bajo, hasta el 4,25%. Los tres restantes esperaban sólo un recorte este año hasta el 5,00%.

Esa predicción era similar a las expectativas de dos recortes de un cuarto de punto este año por parte de la Reserva Federal de EE.UU., que anunciará su última decisión política más tarde el miércoles, pero no se espera que recorte los tipos hasta septiembre como muy pronto.

El Banco Central Europeo inició su ciclo de recortes el 6 de junio, pero se espera que sus responsables políticos no tengan prisa por seguir con un segundo.

Según la encuesta, se prevé que la inflación británica se sitúe de media ligeramente por encima del objetivo del Banco de Inglaterra del 2,0% en todos los trimestres hasta al menos finales de 2025. La mediana de las previsiones mostraba una inflación media del 2,5% este año y del 2,2% el próximo.

Se preveía un crecimiento de la economía del 0,3% en todos los trimestres hasta finales de 2025, sin cambios respecto a la encuesta del mes pasado.

Para 2024 se pronosticaba una expansión de la economía del 0,7%, más rápida que la predicción del 0,5% del mes pasado. Se predijo que el crecimiento se aceleraría hasta el 1,2% y el 1,4% en los dos años siguientes, respectivamente.

(Para consultar otros artículos de la encuesta económica mundial de Reuters:)