EL CAIRO, 8 jun (Reuters) -Al menos 95 personas murieron como consecuencia de un asalto militar israelí en la localidad de Nuseirat, en Gaza, dijeron el sábado fuentes palestinas a Reuters.

Funcionarios del Ministerio de Sanidad palestino y médicos locales afirmaron que el ataque había dejado decenas de muertos, entre ellos mujeres y niños. La cartera no precisó cuántas de las víctimas mortales eran combatientes.

Ismail Al-Thawbta, director de la oficina de medios de comunicación del gobierno del enclave dirigido por Hamás, dijo a Reuters que el número de palestinos muertos en Nuseirat y zonas cercanas había ascendido a 93.

Los cadáveres de al menos 55 palestinos muertos en los ataques israelíes contra Nuseirat y otras zonas del centro de Gaza llegaron al Hospital de los Mártires de Al-Aqsa, junto a decenas de heridos, había informado más temprano el ministerio de Sanidad del enclave dirigido por Hamás.

El hospital, uno de los únicos que siguen activos en Gaza, funciona actualmente con un generador eléctrico y podría quedar fuera de servicio mientras decenas de heridos siguen en las calles, dijo un portavoz del ministerio de Sanidad frente al hospital.

En el ataque, el Ejército israelí liberó a cuatro personas que estaban retenidas por militantes de Hamás desde la incursión transfronteriza del 7 de octubre que dio inicio a la guerra en Gaza.

Imágenes en las redes sociales que Reuters no pudo verificar mostraban cadáveres derramando vísceras por calles manchadas de sangre.

"Parecía una película de terror, pero se trataba de una masacre. Los drones y aviones de guerra israelíes dispararon toda la noche contra las casas de la gente y contra las personas que intentaban huir de la zona", dijo Ziad, de 45 años, paramédico y residente de Nuseirat, que sólo dio su nombre de pila.

El bombardeo se centró en torno a un mercado local y la mezquita de Al-Awda, agregó en diálogo con Reuters a través de una aplicación de mensajería.

"Para liberar a cuatro personas, Israel mató a decenas de civiles inocentes", afirmó.

(Reporte de Nidal Al-Mughrabi y Ahmed Tolba, escrito por Nayera Abdallah. Editado en español por Javier Leira)