WASHINGTON, 10 jun (Reuters) - Funcionarios de Estados Unidos han considerado la posibilidad de negociar un acuerdo unilateral con militantes palestinos de Hamás para liberar a cinco rehenes estadounidenses retenidos en Gaza, si fracasan las conversaciones de alto el fuego con Israel, informó el lunes NBC News.

No está claro qué podría ofrecer Washington a Hamás a cambio, según el informe, que citó a dos funcionarios actuales y otros y dos pasados.

Estados Unidos afirma que Hamás retiene a cinco de sus ciudadanos que fueron tomados como rehenes en la mortífera incursión del grupo en Israel el 7 de octubre, que provocó la represalia masiva israelí. Las autoridades esperan recuperar los cuerpos de otros tres estadounidenses que murieron ese día, informó la NBC.

A la pregunta por el informe a su salida de El Cairo, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, dijo que "la mejor manera, la manera más eficaz de llevar a todos a casa, incluidos los rehenes estadounidenses, es a través de esta propuesta, es a través del acuerdo de alto el fuego que está sobre la mesa en este momento".

Cualquier conversación unilateral se llevaría a cabo a través de negociadores qataríes y no implicaría a Israel, dijeron a la cadena los funcionarios no identificados, que según la NBC fueron informados de las negociaciones.

Los funcionarios dijeron que Hamás tendría un incentivo para llegar a un acuerdo con Washington, ya que tensaría aún más las relaciones entre Estados Unidos e Israel y añadiría presión sobre el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que ha sido criticado en su país por no hacer más para sacar a los rehenes.

Preguntado por el informe, el portavoz del Gobierno israelí, David Mencer, dijo a los periodistas que todos los países deberían hacer lo posible para sacar a los rehenes.

"Hemos pedido a todos los países, a todos los países, que presionen a Hamás todo lo que puedan para que libere a los rehenes", agregó.

(Reporte de Doina Chiacu en Washington, Daphne Psaledakis en El Cairo y Ari Rabinovitch en Jerusalén; editado en español por Carlos Serrano)