ANKARA, 23 abr (Reuters) - El presidente turco, Tayyip Erdogan, afirmó el martes que no cree que el grupo miliciano palestino Hamás vaya a abandonar Qatar, donde tiene su base, y añadió que tampoco había visto indicios de que Doha deseara que el grupo se marchara.

Erdogan, que regresaba de una visita a Irak, fue preguntado por los periodistas a bordo del vuelo sobre las informaciones aparecidas en medios de comunicación que sugerían que Hamás podría abandonar su base en Qatar o que Doha le pediría que lo hiciera.

Erdogan dijo que no había recibido señales de que los dirigentes qataríes quisieran que el grupo se marchara.

Turquía, que ha acogido anteriormente a altos cargos de Hamás, ha denunciado a Israel por su campaña en Gaza y ha pedido un alto el fuego. El asalto militar de Israel se ha producido en respuesta a los mortíferos atentados perpetrados por Hamás en Israel el 7 de octubre.

Erdogan, que ha calificado a Hamás de "movimiento de liberación", se reunió con el dirigente de Hamás, Ismail Haniya, en Estambul durante el fin de semana.

"Lo importante no es dónde están los dirigentes de Hamás, sino la situación en Gaza", dijo Erdogan, según un texto de la entrevista publicado por su oficina.

"La sinceridad que tienen (Qatar) hacia ellos (Hamás), su postura hacia ellos, siempre ha sido como la de un miembro de la familia. En el próximo periodo, no creo en absoluto que puedan cambiar este enfoque", afirmó.

Hamás se hizo con el control de Gaza en 2007, un año después de las elecciones, tras una breve guerra civil con las fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina que redujo el dominio de ésta a Cisjordania, ocupada por Israel. Los esfuerzos por reconciliar a ambas partes han fracasado hasta la fecha por las espinosas cuestiones del reparto de poder.

Erdogan afirmó que una toma total de Gaza por Israel abriría la puerta a nuevas invasiones de territorios palestinos y afirmó, sin aportar pruebas, que Israel estaba cometiendo "masacres sin precedentes" mientras "avanza para destruir Gaza".

Israel ha afirmado que sus acciones militares en Gaza tienen como objetivo erradicar a los milicianos de Hamás para evitar que se repita el ataque de octubre y que no tiene ningún plan para conquistar, ocupar o gobernar el territorio.

(Reporte de Tuvan Gumrukcu; edición de Timothy Heritage y Bernadette Baum; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)