BEIRUT, 27 feb (Reuters) -Hezbolá dijo haber lanzado el martes una andanada de cohetes contra una base de vigilancia aérea israelí en respuesta al ataque más profundo realizado hasta ahora por el Ejército del Estado judío en territorio libanés, sin que se informara inmediatamente de víctimas.

Aviones de combate israelíes atacaron el valle de la Bekaa el lunes, ahondando en las hostilidades transfronterizas que desencadenó la guerra de Gaza en octubre, lo que provocó que el grupo apoyado por Irán respondiera con disparos de cohetes por dos jornadas seguidas.

Las fuerzas de paz de la ONU en Líbano instaron a todas las partes a cesar las hostilidades para evitar una mayor escalada, advirtiendo de que los recientes acontecimientos podrían poner en peligro una solución política al conflicto.

La misión de mantenimiento de la paz, FPNUL, dijo que había observado un "cambio preocupante" en los intercambios de disparos entre Israel y Hezbolá y afirmó que estaba dialogando con las partes para disminuir la tensiones y evitar peligrosos malentendidos.

La coordinadora especial de la ONU para Líbano, Joanna Wronecka, también instó a la "desescalada", afirmando que la "expansión gradual del intercambio de disparos" aumentaba los riesgos de una conflagración más amplia.

Dos fuentes familiarizadas con Hezbolá dijeron a Reuters que el grupo detendría el fuego contra Israel si Hamás aceptaba una propuesta de tregua, a menos que las fuerzas del Estado judío siguieran bombardeando Líbano.

La base atacada por Hezbolá el martes era la misma que ya había atacado en ocasiones anteriores y, hasta el momento, no había indicios de represalias militares más amplias.

Israel dijo que el lunes había atacado las defensas aéreas de Hezbolá en la Bekaa en respuesta al derribo de un avión no tripulado israelí, que Hezbolá dijo haber derribado con un misil tierra-aire. El ataque israelí mató al menos a dos miembros de Hezbolá, según fuentes libanesas.

El lunes, Hezbolá disparó 60 cohetes contra un puesto del ejército israelí en los Altos del Golán. El grupo no precisó el número de cohetes lanzados el martes por la mañana, pero afirmó que se trataba de una "gran andanada".

El político de Hezbolá Hassan Fadlallah dijo el lunes que los ataques de Israel en la Bekaa "no quedarán sin respuesta".

El ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, declaró el domingo que Israel planeaba aumentar los ataques contra Hezbolá en caso de un posible alto el fuego en Gaza "hasta la retirada total de Hezbolá" de la frontera.

(Reporte de Maya Gebeily; Redacción de Tala Ramadan; editado en español por José Muñoz y Javier López de Lérida)