SAO PAULO, 29 feb (Reuters) - Los jefes de finanzas de las economías más grandes del mundo no lograron ponerse de acuerdo el jueves sobre una declaración conjunta al final de un encuentro en Sao Paulo, ya que las divisiones sobre las guerras en Gaza y Ucrania eclipsaron los esfuerzos por forjar un consenso sobre el desarrollo económico global.

Brasil, que recibió a ministros de Finanzas y jefes de bancos centrales de las principales economías del Grupo de los 20 (G20), emitió su propio resumen en lugar de un comunicado compartido.

India adoptó una actitud similar durante su presidencia del G20 el año pasado, pero aun así reunió a la mayoría del G20 para condenar a Rusia por invadir Ucrania.

El resumen de Brasil, en línea con un borrador de comunicado visto por Reuters el martes, citaba los riesgos económicos de "guerras y conflictos en aumento", pero instaba a debatirlos en otras instancias. También señaló mayores probabilidades de un "aterrizaje suave" para la economía global, lo que enfriaría la inflación sin una recesión importante.

El ministro de Finanzas brasileño, Fernando Haddad, dijo a los periodistas que las diferencias entre los ministros de Asuntos Exteriores del G20 que discutieron los conflictos regionales la semana anterior habían "contaminado" las conversaciones en la vía financiera, arruinando los esfuerzos por llegar a una declaración conjunta.

Los funcionarios del G20 debatieron hasta altas horas de la noche y hasta las últimas horas de la reunión cómo describir las guerras en un comunicado conjunto, con Rusia y las principales naciones occidentales en desacuerdo sobre el lenguaje, según fuentes familiarizadas con el asunto.

Esas tensiones geopolíticas se extendieron a lo largo de la reunión de dos días, eclipsando en ocasiones la agenda formal, como la discusión sobre un impuesto mínimo global sobre el patrimonio de los ultrarricos propuesto por Brasil.

El ministro de Finanzas alemán, Christian Lindner, había dicho más temprano el jueves que todavía había esperanzas de que los ministros de Finanzas del G20 acordaran un comunicado con una referencia a los riesgos geopolíticos para el crecimiento económico.

"Hubo un momento en el que la falta de consenso era tan pequeña que se refería a una palabra", dijo Haddad, sin dar detalles.

El grupo G7 de naciones occidentales ricas y Japón respaldaron la idea de referirse a la guerra "contra" Ucrania, mientras que Rusia quería describirla como la guerra "en" Ucrania, dijeron dos fuentes familiarizadas con el asunto.

Los países del G7 también respaldaron el texto que describe la guerra en Gaza como una "crisis humanitaria" sin mencionar a Israel, dijeron las fuentes.

Los funcionarios brasileños -anfitriones del evento- habían intentado centrar las conversaciones en la cooperación económica para abordar cuestiones como el cambio climático y la pobreza, pero países como Alemania presionaron para que se emitiera una declaración conjunta que mencionara las guerras en Ucrania y Gaza.

Lindner insistió en que no puede haber nada como de costumbre en medio de una guerra contra Ucrania, el "terrorismo" de Hamás y la situación humanitaria en Gaza.

"Todo esto no puede dejarnos fríos, debe discutirse aquí", dijo a periodistas el jueves por la mañana. "Se ha preparado un borrador que refleja la petición de que se discutan las cuestiones geopolíticas".

AGENDA DE DESIGUALDAD

A pesar de las tensiones que se ciernen sobre la reunión de Sao Paulo, Achim Steiner, director del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), calificó el inicio de la presidencia de Brasil este año como un éxito, ya que la única disputa del segundo día de conversaciones sobre finanzas fueron "unas pocas palabras" para la declaración conjunta.

"Brasil había fijado prioridades claras, por ejemplo, con su propuesta fiscal", dijo Steiner a Reuters el jueves.

Como parte de los esfuerzos para abordar la desigualdad, Brasil ha propuesto debates sobre un impuesto mínimo global a la riqueza que garantizaría mayores contribuciones tributarias por parte de las personas súper ricas.

"Incluso con tasas impositivas ligeramente más altas para los aproximadamente 2.500 multimillonarios en todo el mundo, se podrían generar ingresos adicionales muy considerables", afirmó.

Brasil intentará elaborar una declaración sobre tributación internacional para la cumbre del grupo en julio, dijo el jueves el ministro de Finanzas, Fernando Haddad.

El ministro añadió que esperaba un informe sobre el asunto del Observatorio Fiscal Europeo, que ha abogado por un impuesto global sobre el patrimonio de las personas más ricas del mundo, en contraste con los impuestos sobre la renta comunes en la mayoría de las principales economías.

El ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, expresó el miércoles su apoyo a un impuesto mínimo global para los más ricos del mundo.

(Reporte de Marcela Ayres y Christian Kraemer; reporte adicional de Leika Kihara. Editado en español por Marion Giraldo)