EL CAIRO, 2 mar (Reuters) -Se espera que mediadores vuelvan a reunirse en El Cairo tan pronto como el domingo para buscar una fórmula aceptable para Israel y Hamás que permita un alto el fuego duradero en Gaza, según cuatro fuentes con conocimiento de las conversaciones, mientras aumenta la presión para que paren los combates antes del Ramadán, un mes sagrado para los musulmanes.

Se espera que las delegaciones israelí y de Hamás lleguen a El Cairo el domingo, según dos fuentes de seguridad egipcias, aunque otra, informada de las conversaciones, afirmó que Israel no enviará una delegación hasta que no disponga de una lista completa de los rehenes que siguen con vida.

Las esperanzas de que haya la primera pausa en los combates desde noviembre habían aumentado esta semana tras una ronda previa de conversaciones con la mediación de Qatar y Egipto en Doha y las indicaciones del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de que el acuerdo estaba cerca.

Hamás se ha mantenido en su postura de que una tregua temporal debe ser el inicio de un proceso para poner fin a la guerra por completo, dijeron las fuentes egipcias y un funcionario de Hamás.

Sin embargo, las fuentes egipcias afirmaron que se habían ofrecido garantías a Hamás de que los términos de un alto el fuego permanente se concretarían en la segunda y tercera fases del acuerdo. Se había acordado la duración de la pausa inicial, una fase que se espera dure unas seis semanas, dijeron las fuentes.

Hamás no respondió de inmediato a una petición de comentarios sobre las garantías y sobre si eran suficientes para seguir adelante con la pausa de seis semanas.

"En lo que respecta al fin de la guerra y la retirada de las fuerzas de Gaza, las diferencias siguen sin resolverse", dijo un funcionario palestino familiarizado con los esfuerzos de mediación, que no confirmó de inmediato las conversaciones de El Cairo.

Un alto funcionario del Gobierno estadounidense dijo el sábado que el marco para una pausa de seis semanas ya estaba establecido, con el acuerdo de Israel, y que ahora dependía de que Hamás accediera a liberar a los rehenes que mantiene retenidos en Gaza desde sus ataques contra el sur de Israel el 7 de octubre.

Por su parte, Israel no participará en más conversaciones hasta que Hamás aclare el número de rehenes que tiene previsto liberar y cuántos siguen vivos, según una fuente informada de las conversaciones.

Hamás dijo esta semana que en total habían muerto unos 70 cautivos debido a las operaciones militares de Israel.

"Ninguna delegación irá a El Cairo hasta que Hamás ofrezca respuestas", dijo la fuente.

(Reporte de Ahmed Mohamed Hassan y Nafisa Eltahir, edición en español de Javier López de Lérida)