El Banco Central Europeo está atento al buen funcionamiento de los mercados financieros, declaró el lunes la presidenta del BCE, Christine Lagarde, después de que el llamamiento del presidente francés, Emmanuel Macron, a una votación parlamentaria anticipada la semana pasada asustara a los inversores.

Los inversores exigían una prima de 77 puntos básicos por prestar a Francia, con calificación AA, frente a Alemania, con triple A, durante 10 años en las operaciones del lunes por la mañana, con pocos cambios respecto al viernes tras subir 29 puntos básicos la semana pasada en su mayor subida semanal desde 2011.

Preguntada sobre si el diferencial era motivo de preocupación, Lagarde dijo a los periodistas en un acto cerca de París: "La estabilidad de precios va de la mano de la estabilidad financiera. Prestamos mucha atención al buen funcionamiento de los mercados financieros, y hoy seguimos haciéndolo."