Los índices bursátiles mundiales subieron y los rendimientos de los bonos del Tesoro cayeron el viernes, ya que los datos estadounidenses, más débiles de lo esperado, subrayaron las expectativas de los inversores de recortes de los tipos de interés de la Reserva Federal en los próximos meses.

El Instituto de Gestión de Suministros (ISM) indicó el viernes que su PMI manufacturero cayó a 47,8 el mes pasado desde los 49,1 de enero. Fue el 16º mes consecutivo en que el PMI se mantuvo por debajo de 50, lo que indica contracción en el sector manufacturero.

El Nasdaq subió, un día después de que el índice cerrara en máximos históricos, impulsado por las ganancias de valores vinculados a la inteligencia artificial como el diseñador de chips Nvidia y otros.

"Vimos una serie de datos económicos esta semana que en cierto modo confirmaron que la inflación está bajo control, pero que la economía (estadounidense) es probablemente un poco más fuerte de lo esperado", dijo Peter Tuz, presidente de Chase Investment Counsel en Charlottesville, Virginia.

"Mercados así... Yo lo llamaría lo mejor de ambos mundos ahora mismo, con una inflación en desaceleración y una economía decente".

El informe de gastos de consumo personal (PCE) de EE.UU. del jueves se situó en línea con las expectativas y mostró que el crecimiento anual de la inflación fue el menor en tres años.

Las cifras de Eurostat publicadas el viernes mostraron que la inflación en la zona euro de 20 países también se redujo al 2,6% en febrero desde el 2,8% del mes anterior.

Los economistas encuestados por Reuters esperan que la economía estadounidense crezca un 2,1% este año y que la zona euro avance un 0,5%.

Las encuestas globales de fábricas mostraron el viernes que la producción manufacturera había seguido cayendo tanto en Europa como en Asia.

El Promedio Industrial Dow Jones subió 37,71 puntos, o un 0,10%, hasta los 39.035,19, el S&P 500 ganó 19,22 puntos, o un 0,38%, hasta los 5.115,49 y el Nasdaq Composite ganó 81,28 puntos, o un 0,50%, hasta los 16.171,95.

El indicador MSCI de valores de todo el mundo subió 3,90 puntos, o un 0,51%, hasta los 765,18. El índice europeo STOXX 600 subió un 0,65%.

En Asia, el índice Nikkei japonés se disparó un 1,9% hasta alcanzar un nuevo máximo histórico, ampliando una subida del 7,9% el mes anterior, cuando superó niveles vistos por última vez en 1989.

El dólar subió frente al yen japonés después de que el gobernador del Banco de Japón, Kazuo Ueda, dijera que era demasiado pronto para declarar la victoria sobre la inflación, pero el dólar bajó frente al euro.

En criptodivisas, el bitcoin se mantuvo justo por debajo del máximo de más de dos años alcanzado el miércoles.

El bitcoin subió por última vez un 0,7% hasta los 61.840 $, después de alcanzar los 63.933 $ el miércoles, que fue el máximo desde noviembre de 2021.

El dólar subió por última vez un 0,1% a 150,11 yenes. El índice dólar cayó un 0,2% a 103,89. El euro ganó un 0,3% hasta 1,0837 dólares.

Los inversores también estaban digiriendo los comentarios del viernes del gobernador de la Reserva Federal, Christopher Waller, quien dijo que las próximas decisiones de la Reserva Federal sobre el tamaño final de su balance no influyen en la lucha del banco central contra la inflación ni en los cambios de su tipo de interés oficial.

El rendimiento de los bonos estadounidenses de referencia a 10 años cayó 6,8 puntos básicos hasta el 4,184%, desde el 4,252% registrado a última hora del jueves, mientras que el rendimiento de los bonos a 2 años, que suele moverse al compás de las expectativas de tipos de interés, cayó 11,5 puntos básicos hasta el 4,5313%, desde el 4,646% registrado a última hora del jueves.

El crudo estadounidense subió un 1,62% hasta los 79,54 dólares por barril y el Brent subió hasta los 83,13 dólares por barril, un 1,49% más que en la jornada anterior.

El oro al contado sumó un 0,71% hasta los 2.057,79 dólares la onza.