NUEVA YORK, 23 feb (Reuters) -El índice dólar se encaminaba el viernes a su primera caída semanal en 2024, ya que los inversores pausaban las compras de la divisa tras un repunte de casi dos meses cimentado en las expectativas de que la Reserva Federal comenzará a recortar los tasas de interés más tarde de lo previsto.

* Los inversores han retrasado las expectativas para el primer recorte de tasas de la Fed hasta junio, desde mayo, y han reducido drásticamente hasta qué punto ven al banco central estadounidense recortando su tipo de referencia.

* Los funcionarios de la Reserva Federal han previsto tres recortes de 25 puntos básicos este año, mientras que los mercados habían llegado a prever hasta siete.

* El índice dólar bajaba un 0,06% el viernes, a 103,86. Ha rebotado desde el mínimo de cinco meses de 100,61 alcanzado el 28 de diciembre y se mantiene por debajo del máximo de tres meses de 104,97 alcanzado el 14 de febrero.

* Este año, el billete verde ha rebotado gracias a la fortaleza de la economía y a las advertencias de la Reserva Federal de que no bajará las tasas demasiado pronto para acercar la inflación a su objetivo del 2% anual.

* La mejora del apetito por el riesgo, que ha llevado a los mercados bursátiles a batir récords en varios países esta semana, también puede haber reducido la demanda de la divisa estadounidense, considerada un refugio seguro.

* El euro apenas variaba en el día, a 1,0823 dólares. Ha caído desde los 1,11395 dólares del 28 de diciembre, pero ha subido desde los 1,0695 dólares del 14 de febrero.

* El yen es la divisa del G10 que peor se ha comportado este año, ya que el billete verde ha ganado un 6,6% frente a la moneda japonesa. El dólar caía un 0,11% a 150,34 yenes el viernes.

* La divisa nipona se encamina a su cuarta caída semanal, ya que los inversores persiguen mejores rendimientos en casi todas partes, apostando a que las tasas de Japón se mantendrán cerca de cero durante algún tiempo.

* Entre las criptodivisas, el bitcóin caía un 1,14% a 51.050 dólares.

(Reporte de Karen Brettell; reporte adicional de Stefano Rebaudo; Editado en Español por Ricardo Figueroa)