Estados Unidos también impondrá nuevas restricciones a la exportación a casi 100 entidades por prestar apoyo a Rusia y tomará medidas para reducir aún más los ingresos energéticos de Rusia, dijo Biden en un comunicado.

Las medidas buscan responsabilizar a Rusia por la guerra y la muerte del líder opositor Alexei Navalny, dijo Biden, mientras Washington busca continuar apoyando a Ucrania incluso cuando enfrenta una aguda escasez de municiones y la ayuda militar estadounidense ha sido demorada durante meses en el Congreso.

"Se asegurarán de que Putin pague un precio aún más alto por su agresión en el extranjero y su represión en casa", dijo Biden sobre las sanciones.

Las medidas del viernes apuntarán a individuos relacionados con el encarcelamiento de Navalny, así como al sector financiero de Rusia, la base industrial de defensa, las redes de adquisiciones y los evasores de sanciones en múltiples continentes, dijo.

Las sanciones son el último de los miles de objetivos anunciados por Estados Unidos y sus aliados tras la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero de 2022, que ha matado a decenas de miles de personas y destruido ciudades.

"Después de dos años de esta guerra, el pueblo de Ucrania sigue luchando con tremendo coraje. Pero se están quedando sin municiones. Ucrania necesita más suministros de Estados Unidos para mantener la línea contra los implacables ataques de Rusia, que son facilitados por armas y municiones de Irán y Corea del Norte", dijo Biden.

"Por eso la Cámara de Representantes debe aprobar el proyecto bipartidista de ley suplementaria de seguridad nacional, antes de que sea demasiado tarde".