Corea del Sur impuso el viernes sanciones a siete individuos norcoreanos y a dos buques rusos por el comercio de armas y otras actividades entre Pyongyang y Moscú consideradas contrarias a las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, informó el ministerio de Asuntos Exteriores de Seúl.

Los buques rusos habían estado transportando una gran cantidad de contenedores entre Rusia y Corea del Norte que transportaban suministros militares en una clara violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, dijo el ministerio en un comunicado.

Estados Unidos y Corea del Sur han acusado a Corea del Norte de transferir armas a Rusia para utilizarlas en su guerra en Ucrania. Tanto Moscú como Pyongyang han negado las acusaciones, pero se comprometieron el año pasado a profundizar sus relaciones militares.

Según el Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea del Sur, un individuo norcoreano que representaba a una empresa controlada por el Estado con sede en Siria mantuvo negociaciones para promover el comercio de armas con un ruso del Grupo Wagner entre 2022 y 2023, citando un informe anual del grupo de expertos de la ONU que supervisa al Estado recluso.

Otro individuo de una empresa con sede en Rusia participó en la introducción de gasóleo procedente de Rusia en Corea del Norte, según el ministerio, que acusa a ambos individuos de incumplir las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Otros cinco norcoreanos ayudaron a recaudar fondos para apoyar el desarrollo de los programas nuclear y de misiles del país ganando divisas como trabajadores informáticos, según el comunicado.

Rusia calificó el mes pasado las sanciones de Corea del Sur contra individuos y entidades rusas de "medida inamistosa" y advirtió de que respondería a su debido tiempo.

A principios de este año, el grupo de expertos de la ONU que supervisa las sanciones a Corea del Norte no logró ampliar su mandato tras el veto de Moscú, lo que llevó a Estados Unidos y a sus aliados a buscar alternativas.